Seleccionar página

De tu niña eterna…

¡Vamos! Tómate fuerte de la mano de tu niña eterna y saquemos nuestras almas a pasear por los lugares que fueron nuestros. Muéstrame de nuevo la impaciencia de tu andar inquieto, la prisa de tu espíritu travieso, desafiando al tiempo. Agárrame y simplemente juguemos....

Seducción y sexo

Sólo bastan un hombre, una mujer y el azar de una habitación cualquiera. De lo imaginario a lo tangible, de lo básico a lo perfecto, sin rodeos ni vueltas. Un viaje de dos tripulantes y un sólo puerto. Y cuando menos se lo espera, se rompen los tabúes y las locuras se...

Para Gustavo…

​ ¿Estás dormido en el silencio? Tu voz no alcanza, como antes, a profanar las tierras del arte. En el eco eterno y vacío de tu ausencia te esperamos atentos, retorciéndonos las manos en la ansiedad del tiempo. ¿Estás soñando con partituras perfectas que bauticen el...

Es hora de soltar…

El peso de la carga se me ha hecho demasiado pesado. Me encuentro dando pasos pequeños que laceran mis pies y me hacen detenerme siempre en el mismo lugar. Es tiempo de soltarla ¿No creés? Si estás tan aletargado en el tiempo y el espacio como todo el resto de lo que...

Maldito tu encierro

¡Maldita la incertidumbre que apuñala mis horas tranquilas! ¡Maldita la ineludible presencia de tu recuerdo! Le he dado todas las posibles variantes al asunto, innumerables ideas diversas han saturado mi mente durante todo este tiempo. Desde las más simples hasta la...